Lectura, aprendizaje y servicio: de la mano en S.O.S Mariola

El alumnado de quinto de primaria del colegio San Roque de Alcoy (Alicante, España) hemos llevado a cabo un proyecto de aprendizaje-servicio a favor del parque natural de la Sierra de Mariola, uno de los parques naturales más importante de la provincia de Alicante con más de 17.000 hectáreas. Un trabajo de más de 6 meses que nació para solucionar cuatro problemas que hacían referencia a cuatro ámbitos de actuación en este espacio protegido: naturaleza, patrimonio, personas y animales.

En primer lugar, después de analizar varias noticias, descubrimos que el parque natural de la Sierra de Mariola estaba lleno de basura. Gracias a un trabajo cooperativo (PBL) diseñamos sobre papel la solución al problema: recorrer a pie y limpiar 122 km del parque mediante cinco excursiones, las cuales aprovechamos para vivir rutas literarias muy variadas (miedo, costumbres, tradiciones populares…). Costó mucho esfuerzo, porque no estábamos acostumbrados a caminar tanto, pero el resultado valió la pena.

Fue en una de estas salidas al corazón del parque, la más emocionante porque era la primera con pernoctación después de la pandemia, donde solucionamos el segundo problema, ya que detectamos que una campana muy antigua del santuario de Agres (población cercana a Alcoy) estaba rota desde hacía muchos años. En la asamblea nocturna decidimos ponernos “manos a la obra” para solucionar esta dificultad. La solución parecía imposible: 5.900 euros. Cantidad que conseguimos recaudar con el diseño de una campaña económica donde vendimos material solidario, y con ella el ambicioso objetivo de mandar la campana a Santander para refundirla y hacerla nueva. 

En tercer lugar, nos enteramos que el economato de Cáritas de Bañeres de Mariola (población cercana) necesitaba aceite de oliva para las familias más necesitadas. Para ello, por primera vez en nuestras vidas, fuimos directos al campo para hacer aceitunas, descubriendo así la dura vida de los jornaleros. Con las aceitunas recolectadas aprendimos el procedimiento de la elaboración de aceite ecológico. Al final, logramos entregar 140 litros para la causa. Y esta actividad nos permitió enamorarnos de un personaje muy peculiar: Miguel Hernández. De hecho, memorizamos y recitamos Andaluces de Jaén por la pasarela de las Urracas vestidos de agricultores andaluces.

Y, por último, solucionamos también el problema de consanguinidad de último rebaño de ovejas guirras de la Sierra de Mariola (raza en peligro de extinción); el rebaño de Jesús, el pastor de Agres. Para superar su dificultad le regalamos dos machos de otro pastor mediante la realización de otra pequeña campaña de venta de carpetas de cartón reciclado y realizamos otra salida para ayudarle a pasturar las ovejas aprendiendo cómo es el mundo de los pastores, el de Miguel Hernández, otro pastor enamorado de la naturaleza. Pero, por desgracia, los problemas seguían apareciendo. Y es que, con la despoblación de las masías de la Mariola, la raza de la gallina alicantina ha desaparecido ya de este parque natural y prácticamente en toda la provincia. Para luchar contra la extinción, instalamos en la clase una incubadora donde nacieron 12 pollitos de gallina alicantina que pasarían a vivir en el gallinero del colegio, convirtiéndonos a partir de ahora en centro reproductor de esta simpática ave doméstica tan castigada. 

Pero, y en clase, ¿qué aprendimos? Hicimos disecciones de carnicería (conejo y gallina) para aprender los aparatos (donde conectamos el circulatorio con una donación de sangre organizada en la ciudad), trabajamos el cuaderno de campo para entender la clasificación de los seres vivos con mapas mentales, esquemas de vídeos… Estudiamos con profundidad la oveja valenciana, la gallina alicantina y otros animales. Conocimos la vida en las masías mediante un puzle de Aronson (herramientas, vestimenta, costumbres, trabajos…). Y conocimos y practicamos los casi desaparecidos toques manuales de las campanas, el WhatsApp de la Edad Media.

Acabamos asegurando bien orgullosos que SOS Mariola ha sido un proyecto que ha cambiado nuestras vidas y estamos encantados de compartirlo. Gracias por la lectura.

El alumnado de 5º de primaria del colegio San Roque de Alcoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas navegando en este sitio, consideramos que estás de acuerdo con nuestra política de cookies.    Más información
Privacidad