Raúl Santiago: “La mejor tecnología es el profesor”.

RAÚL SANTIAGO¿Jonanthan Bergmann es tu referente?

Antes de Jonathan Bergmann había cosas que ya eran Flipped, por ejemplo el Peer Instruction de Erik Mazu. Lo que hizo él es configurarlo todo, ponerle nombre. Creó una nueva forma de ver la escuela, el instituto. Nosotros recogimos todo eso y creamos la página www.flippedclassroom.es, la página de competencia digital, fuimos creciendo y nos pusimos en contacto con el grupo MT. Hemos participado en números congresos en Italia, en Francia, etc.

¿Favorece este modelo pedagógico la falta de atención del alumnado?

Justo lo contrario. En una clase tradicional, si no se ha hecho antes nada, se parte de unos límites cognitivos desconocidos, por lo que si nos dirigimos a los que no saben nada o pensamos que no saben nada, puedo ocurrir que el alumnado que vaya muy por encima se aburra o se distraiga. Por el contrario, si presuponemos que lo saben todo y nos marcamos un escalón más alto, los que no pueden seguir el ritmo disminuyen su atención. Con el Flipped Classroom ganamos muchas cosas porque trabajamos el espacio individual, lo que se hace en casa, los niveles inferiores de la taxonomía de Bloom; por lo que nos aseguramos una cierta homogeneidad.

Hablas de las analíticas de aprendizaje, ¿en qué consisten?

Yo tengo una clase en la que sé que hay 12 alumnos/as que no saben, 12 que sí saben y 3 alumnos que saben mucho más. Voy a intentar que estos tres generen material para los que no saben y los pongo en el umbral de la creación de contenido que, en la taxonomía de Bloom, está en el nivel superior. Por otro lado organizo al resto para que trabajen de forma homogénea o ayudando unos a los otros. Ya he identificado a mi alumnado y voy a diseñar itinerarios formativos para tres grupos diferentes entre sí.

La mejor tecnología es el profesor, no hay mejor guía que él si sabe lo que ocurre en su aula. Tiene un repertorio didáctico que va mucho más allá de una explicación o de la pizarra.

Flipped Classroom + Aprendizaje Cooperativo ¿es un buen matrimonio?

Jon lo llama nivel 2. Si ya he identificado las necesidades de mi alumnado, puedo crear grupos cooperativos de acuerdo con las variables que se consideren necesarias (heterogéneos, homogéneos, etc).

También casa con el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP). Lo que ocurre es que para crear algo, debes saber ese algo. Es la combinación perfecto de saber y saber hacer. Si el profesor conoce lo que saben sus alumnos/as los va a poner en posición de saber más y que hagan algo que represente o evidencie su conocimiento.

¿Qué es lo ideal en un aula?

Lo ideal es que el profesor tuviese tiempo para atender uno a uno a su alumnado, pero sabemos que esto no es posible; por lo que tenemos a la tecnología bien usada que nos va a ofrecer muchas ayudas en este sentido.

¿Combinan las medidas de atención a la diversidad con el modelo Flipped Classroom?

Claro, porque si el profesor tiene en su aula adaptaciones curriculares significativas o no significativas, tendrá que adecuar el aprendizaje y la evaluación a este alumnado.

¿Cuántos niveles hay en Flipped Classroom?

Hay un nivel inicial en el que el profesorado hace una toma de contacto con esta metodología: qué significa, qué hago yo antes de la clase,…, por ejemplo, buscar un video en youtube para que tus alumnos/as lo vean en casa. El nivel máximo sería utilizar analíticas de aprendizaje, un profesor que ha creado su propio contenido, lo ha enriquecido con herramientas tecnológicas, que conoce quién ha visto el video antes de llegar a clase, que las preguntas que ha diseñado dentro del video tiene nivel de complejidad diferenciado (preguntas factuales, conceptuales, procedimentales, metacognitivas, a base de principios) y con todo eso tiene una radiografía de la clase. Sabe lo que saben, a qué nivel cognitivo lo han adquirido, quien tiene dificultades en determinados niveles.

Puedes jugar con las analíticas de aprendizaje porque las puedes poner antes, durante o después de las clases. Estas son un nivel superior de lo que es la evaluación. Sería, por tanto, un diagnóstico analítico, prescriptivo y descriptivo.

¿Es competente el profesorado en competencia digital?

Nosotros hemos realizado un estudio al respecto a nivel nacional (una muestra de 800 profesores de una institución edcuativa) y el panorama es desolador.

Muchas de las herramientas que tiene el profesorado a su alcance: Plickers, Kahoot, Socrative,…tienen un dashboard de analíticas excepcional, por lo que sólo debería dedicarse a elaborar buenas preguntas.

Hablas de una cómoda incompetencia inconsciente, ¿qué es?

El profesorado está sumido en un conformismo en el que está a gusto porque no sabe cómo va, ni sé lo que tengo que aprender, ni me importa. La crisis llega cuando somos conscientes de nuestras limitaciones, por lo que hay que diseñar un plan de formación muy aplicado con la posibilidad de llevarlo a las aulas de forma significativa.

Twitter: twitter.com/santiagoraul

Facebook: Raúl Santiago

Youtube: Raúl Santiago Campion

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario