La innovación educativa es una actitud ante el proceso de enseñanza-aprendizaje. Es el buscar actualización constante y la  capacidad de tener la mente abierta a introducir aquellas metodologías activas que observamos se ajustan mejor al bienestar emocional de nuestros alumnos, consiguiendo que se sientan así motivados a desarrollar todas sus competencias.

María Morillo Antón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *