Llegan los pollitos

El primer trimestre de este curso escolar, el alumnado de 1º de Educación Infantil de Platero Green School llevó a cabo el proyecto “Llegan los pollitos”.

1

Todo comenzó con un huevo del que salían unas patitas. De repente, apareció un pollito, pero había otro huevo… ¿quién pone esos huevos? Y si hay pollitos, ¿dónde está la gallina? Con la canción de “la gallina Turuleta” aprendieron los números del 1 al 10. Y semana tras semana fueron apareciendo pollitos, cada uno de ellos con una característica especial.

El primero fue “Pepe”, con el que aprendieron las características de los pollitos. Las familias tuvieron un papel importante en las aportaciones.

El segundo fue “Intelec”, que representó la Inteligencia Lógica-Matemática. Trajo juegos de puzzles, memory de animales de la granja, numeración, etc.

El tercero fue “Depor”, que representó la Inteligencia Cinestésica. Se realizaron juegos y actividades en el patio y en la sala de psicomotricidad. Todos y todas caracterizados de pollitos realizaron la sesión.

¡Siguieron buscando la gallina porque no apareció!

Captura

El cuarto fue “Raper”, que representó la Inteligencia Musical y vino cargado de canciones y bailes que les acompañaron durante el trimestre.

El quinto fue “Viento”, que representó la Inteligencia Espacial. Con él trabajaron el tiempo atmosférico a través de las rutinas diarias de clase, canciones y poesías.

El sexto fue “Cuore”, que representó la Inteligencia Intrapersonal. Así trabajaron la autoestima, la importancia del cariño y el cuidado de uno mismo y de los demás. Cuore apareció en el rincón “Cárgate de Energía”, un rincón que surgió el curso anterior de las inquietudes del alumnado. Según nos decían, ellos y ellas “querían un lugar donde sentarse cuando necesitaban un abrazo que les cargara de energía”.  Se trataba de una sillita en la que el niño o la niña que se sentaba recibía un abrazo del compañero o compañera que deseaba darlo.

El séptimo fue “Book”, que representó la Inteligencia Lingüística. Estuvo en la biblioteca de clase y trajo el cuento “La Cebra Camila” con el que trabajaron la autonomía, la expresión oral y la interpretación del mismo.

El octavo fue “FLOR”, que representó la Inteligencia Naturalista. Les enseñó el respeto a la naturaleza, el cuidado de los animales y las plantas. Junto a “Flor” pusieron una mazorca y entre todos y todas decidieron ir sacando los trocitos de maíz. Después salieron al patio a dejarlo para que comiera la gallina, a la que aún no habían visto. No saber nada de ella les creaba más y más incertidumbre.

El noveno pollito fue “Baby”, que representó la Inteligencia Interpersonal. Trabajaron técnicas de resolución de conflictos, fomentando el dialogo y la empatía. Mediante un juego de globos se fueron diciendo cosas positivas al pasarlos de unos a otros.

Y el décimo pollito fue “Platero”, un pollito de verdad. Una experiencia vivencial para poner fin al proyecto. Los niños y las niñas lo tocaron, lo cuidaron e invitaron a sus familias a que lo conocieran tras la expectación creada. Durante dos días maravillosos se convirtió en uno más de la clase.

Captura 2

Si ya tenían los 10 pollitos, ¿dónde estaba la gallina? Con sus viseras de exploradores y exploradoras y sus catalejos se fueron por todo el colegio a buscarla. En su patio, en el parking de bicis, subiendo la escalera hacia el patio de primaria, preguntando a quienes se iban encontrando, en la sala de profesorado, en dirección, en la entrada del colegio… Llegaron a administración y… ¡sorpresa! Detrás de un compañero Raúl estaba “Turuleta”.

Trabajar por Proyectos en Educación Infantil supone ser conscientes de la importancia que tiene que los niños y las niñas sean los verdaderos protagonistas de su aprendizaje. Esto hace que estén más motivados y que se enriquezcan de una manera natural.

Diseño sin título

Los objetivos que pretendían conseguir con el desarrollo de este proyecto fueron:

  • Expresar los conocimientos sobre el proyecto.
  • Aportar material informativo de los pollitos, con ayuda de las familias.
  • Conocer las partes del pollito, qué come, cómo nace, cómo crece, etc.
  • Contar del 1 al 10.
  • Discriminar y ordenar tamaños. De grande a pequeño.
  • Fomentar el gusto lector.
  • Reconocer y expresar emociones en sí mismo y en los demás.
  • Disfrutar de una forma lúdica del aprendizaje a través de una experiencia vivencial.

La evaluación del proyecto fue continua, formativa y global, empleando la observación como principal instrumento de aprendizaje.

  • Se realizó tanto una evaluación grupal como individual.
  • Reflexionaron sobre la forma en la que se llevó a cabo el proyecto, valorando el funcionamiento de las diferentes actividades y anotando los aspectos positivos y negativos.
  • Se evaluó la propia práctica docente y la implicación de las familias.

Mª José Villalobos Hernández (Coordinadora del Segundo Ciclo de Educación Infantil y tutora de 1ºde Infantil del Colegio Platero Green School)

Web: www.platerogreenschool.es

Facebook: @colegioplatero

Twitter: Platero Green School

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario