¿Google, Microsoft, Zoom…?

¿Son realmente estas herramientas la mejor opción para nuestras clases online?

Si bien es cierto que el uso de la tecnología en nuestro sistema educativo ha venido creciendo durante los últimos años, y que en muchos centros ya se habían instaurado plataformas educativas que permitían a los alumnos acceder a los contenidos desde sus casas, la pandemia y el posterior confinamiento aceleraron este proceso de una forma más brusca de lo que en principio era de desear, y es evidente que, al mismo tiempo que ha supuesto un reto para las distintas administraciones educativas, los centros, los profesores y los alumnos, y que ha sacado a luz la llamada brecha digital, también ha conllevado una oportunidad de mejora y un salto de calidad en nuestro sistema educativo.

Los profesores se lanzaron a buscar información y a compartir sus experiencias con diversas herramientas que podían facilitarles su labor docente.

Una de las discusiones que más interés despertó, fue sin duda alguna, cuál era la mejor herramienta para llevar a cabo las clases “en directo” y cuáles eran los pros y contras de cada una de ellas. Así, muchos profesores se decantaron por “Google Meet”, “Microsoft Teams” o “Zoom” para sus clases virtuales. Sin duda alguna, estas plataformas de videoconferencia han ayudado, y lo seguirán haciendo, a que los alumnos mantengan un contacto más próximo con sus compañeros y sobre todo con sus profesores, pero a la hora de impartir contenidos.

¿Son realmente nuestra mejor opción?

Y es aquí donde me gustaría reflexionar, atendiendo a unos criterios muy
concretos, sobre los beneficios que, bajo mi punto de vista, las clases pregrabadas pueden aportar a nuestra práctica docente y las ventajas de las mismas sobre las videoconferencias.

Accesibilidad y Usabilidad

  • Las clases grabadas facilitan el acceso al contenido de una forma más sencilla y clara a la mayoría de nuestros alumnos. Subir nuestros videos a YouTube es una opción sencilla, gratuita y que favorece el acceso de los contenidos desde casi cualquier dispositivo.
  • La reproducción de las clases grabadas no requiere unos niveles y calidad de conexión tan exigentes como las videoconferencias.
  • En el caso de que distintos miembros de la unidad familiar deban compartir los dispositivos, las clases grabadas facilitan que todos puedan acceder a las clases en diferentes franjas horarias.
  • Nuestros alumnos no deben esperar a que otros alumnos se unan a una sesión como suele ocurrir con las plataformas en vivo, por lo que no se pierde tiempo alguno.

Metodología

  • Las clases grabadas favorecen el aula invertida o flipped classroom. Esta metodología activa fomenta el aprendizaje individual del alumno fuera del aula y favorece que dicho aprendizaje sea más profundo dada la inmersión del alumno en dicho proceso. Sin duda, y como complemento, podríamos usar clases online en vivo pero siempre en pequeño grupo, favoreciendo la tutoría, la corrección de trabajos y la resolución de dudas, haciendo el aprendizaje más interactivo.
  • Las clases pre-grabadas favorecen que los alumnos aprendan a su propio ritmo, sin limitación de tiempo y dando la posibilidad de visualizar en más de una ocasión lo planteado en la lección.
  • Grabar las clases nos permite responder de una forma más eficiente a la diversidad de nuestra clase. Prestar una atención más individualizada y adaptar nuestros videos atendiendo a los diversos intereses y competencias de los alumnos.
  • Los alumnos más tímidos y con menos confianza se pueden mostrar más reacios a participar en las videoconferencias. En la clase presencial, estas
    situaciones pueden resultar mucho más sencillas de manejar pero no así durante las clases online. Por ello, considero que las clases grabadas resultan más justas y bridan más oportunidades a dichos alumnos, a la vez que favorecen la atención y predisposición de la gran mayoría de los alumnos de nuestra clase.

Calidad de los contenidos

  • Que los profesores dispongan de tiempo para pensar previamente lo que van a grabar sin duda mejora la calidad de lo que se intenta transmitir. Al mismo tiempo grabar las clases permite la colaboración y cooperación de los diferentes profesores que puedan estar impartiendo dicha materia, lo que a su vez ahorra tiempo y trabajo a los equipos docentes.
  • Con el tiempo, los profesores y los alumnos dispondrán de un banco de recursos que podrán usar en más de una ocasión, incluso en los propios centros educativos.
  • Actualmente, ya no es necesario contar con un gran presupuesto para producir videos de gran calidad, incluso podemos usar nuestros teléfonos móviles para grabar en HD.
  • Aunque no todos los profesores tendrán los conocimientos para editar video, en la actualidad disponemos de gran cantidad de software gratuito, muy sencillo e intuitivo, que nos permite integrar “screencast” y hacer nuestras clases grabadas incluso más productivas.
  • Algo a tener en cuenta en cuanto a los recursos y contenidos que usemos en nuestros videos será referenciar siempre nuestras fuentes de información, facilitando el acceso a dicha información a otros educadores y protegiendo los derechos de autor.

Seguridad y control del alumnado

  • Está claro que mantener bajo control una clase de 20 o 30 alumnos que están aprendiendo en diferentes lugares no es una tarea sencilla. Mantener la concentración y motivación, evitar distracciones y controlar posibles problemas de comportamiento, faltas de respeto y otras situaciones inapropiadas puede llegar a ser muy estresante. Ciertamente un punto más a favor de las clases grabadas.
  • Siempre cabe la posibilidad de que otras personas tengan acceso a las cuentas de los alumnos y aprovechen la situación para otros propósitos.

Con lo anterior, no quiero decir que el uso de las videoconferencias no sea una buena opción, pero sí que necesitamos seguir investigando cómo sacarle el máximo partido a las mismas, cómo usarlas correctamente, en qué contextos y situaciones nos aportan más y cómo podemos conseguir implantar protocolos que ayuden a eliminar los riesgos que su uso implica. Por todo ello, animo a los profesores a seguir compartiendo sus experiencias para seguir mejorando.

Jesualdo Martínez Molina
Assistant Head of Education
MFL & Computing Coordinator
The Premier Academy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *