De la oportunidad a la necesidad.

Hace cuatro años integré el uso de la plataforma Google Classroom con mis compañeros, creando aulas virtuales de innovación, un espacio para compartir y aprender unos de otros a través de las distintas experiencias educativas.

También empecé a utilizar esta plataforma con mis alumnos que cursaban 4º de primaria. En Classroom podían compartir trabajo en equipo de una forma diferente, podían interactuar, ofrecer o pedir ayuda, compartir inquietudes, ideas…

Descubrimos un nuevo espacio para conectar y estar más cerquita de las familias, un espejo para reflejar una educación emocional que poco espacio tenía en el aula con un sistema en el que siempre se le daba mucha importancia a la enseñanza de contenidos y cumplir con un currículum obsoleto, sin tener en cuenta el verdadero aprendizaje competencial.

El uso de esta herramienta fue una oportunidad para todos, no solo para los alumnos, también para los docentes y para las familias, pero en realidad no fue una plataforma imprescindible, no llamaba la atención a pesar de todas sus ventajas, sinceramente, no era una urgencia el uso de la tecnología en el aula, la competencia digital no era tan importante y quizá podía ser un motivo para complicarnos un poquito nuestra práctica sin ninguna necesidad. 

Cuatro años después, esta plataforma educativa ha pasado de ser una oportunidad a convertirse en una urgencia ante una nueva realidad educativa.

Lo importante no es urgente, es necesario.

Todos sentimos ahora una necesidad por conocer este nuevo o viejo espacio educativo pero no olvidemos que hay muchas más necesidades que pasan desapercibidas y son más importantes de lo que pensamos.

Si pensáramos por un momento en todas las necesidades que tiene nuestro sistema educativo, nos daríamos cuenta la cantidad de aspectos que tenemos que cambiar, ¿porqué no empezamos ya? ¿qué debe pasar para dar un paso más? Ha sido necesario que nos confinaran a todos para convertirnos en competentes digitales en un tiempo límite o para que todos valoremos la importancia que tiene la competencia digital.

¿Qué debe llegar para que nos demos cuenta de la importancia del aprendizaje cooperativo,  del aprendizaje basado en el pensamiento o de la buena gestión de las emociones de nuestro alumnado? ¿No nos damos cuenta o no nos queremos dar cuenta? 

No es solo cuestión de necesidad o de urgencia, es cuestión de ser conscientes y reflexivos con los aspectos que realmente son importantes y no solo urgentes.

Google Classroom ha sido una de las plataformas educativas más efectivas para la educación online durante el confinamiento, pero antes también era importante y un buen dominio de esta herramienta a tiempo nos hubiera evitado muchos conflictos. También será importante de ahora en adelante, no lo olvidemos.

Veamos el cambio como una gran oportunidad y no simplemente como una necesidad. Lo urgente puede esperar pero lo importante no, demos importancia a la coherencia, a la reflexión colectiva, a las oportunidades que nos ofrece la educación y empecemos a cambiarla siendo conscientes de nuestras debilidades y convirtiéndolas en fortalezas. 

«Las necesidades pueden ser grandes oportunidades

que no deben ser olvidadas con el tiempo»

Roberto Busquiel García

https://twitter.com/robertobgdoc?lang=es

https://www.linkedin.com/in/roberto-busquiel-garc%C3%ADa-0a1b98129?originalSubdomain=es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *