Cooperar para motivarse y aprender emocionándose.

RESUMEN DEL PROYECTO:

El Proyecto “Cooperar para motivarse y aprender emocionándose” surge de la necesidad de mejorar la convivencia en el aula y la adquisición de aprendizajes de forma significativa, utilizando la metodología del trabajo cooperativo que permite fomentar la responsabilidad y participación del alumnado. Pretendemos que éste colabore a través del juego y desarrolle el pensamiento lateral (creatividad) que le permita mejorar y encontrar soluciones a las diversas situaciones problemáticas que se le irán planteando. Para ello será necesario dotar a los profesores de estrategias que permitan utilizar en el aula ordinaria el trabajo colaborativo con la asunción de roles y desarrollo de la identidad, así como una adecuada educación emocional y estrategias de la Programación Neurolingüística.

 JUSTIFICACIÓN DEL PROYECTO: FUNDAMENTACIÓN, ANTECEDENTES, OPORTUNIDAD E IMPORTANCIA PARA EL CENTRO:

FUNDAMENTACIÓN.

Con este proyecto pretendemos que la atención a la diversidad sea una realidad en nuestras aulas .Consideramos que las respuestas que permiten integrar a una diversidad de alumnado con características, capacidades e intereses muy distintos (alumnado inmigrante, conflictivo, con necesidades educativas especiales…) no tienen por qué ser distintas. Por los caminos de la inclusión podemos llegar a conseguirlo.

Ángeles Parrilla plantea la necesidad de avanzar en la creación de aulas inclusivas planteando la educación en el aula desde la perspectiva de la misma como comunidad acogedora e integradora de la diversidad. El aula inclusiva es, o ha de ser, un espacio de todos, pensado y desarrollado como una comunidad de participación. Sapon Shevin (1999) ha señalado que se reconoce el derecho a ser diferente cuando se prevén estrategias que se adaptan a esa diversidad natural, no cuando se aísla y separa como reconocimiento de la diferencia. Este ideal lleva a centrar el interés del curriculum inclusivo en las medidas de atención a la diversidad denominadas ordinarias y la búsqueda desde el curriculum común de aula de aquellas pedagogías y metodologías que respondan a la diversidad. Por lo tanto, la “filosofía” de una clase inclusiva viene presidida por enunciados como estos: “Todos aprendemos de todos”, “Aquí cabe todo el mundo”, “Tengo derecho a aprender de acuerdo con mi capacidad

El trabajo desde el aula, y mucho más en un aula inclusiva, tiene que ver con la formación de las personas en todas sus capacidades -también sociales- por lo que el papel del profesor/a, la organización del aula, sus normas, el clima imperante, la comunicación que se desarrolla, o los factores ambientales, además de los agrupamientos y métodos deben posibilitar ese desarrollo global.

El aula inclusiva es, o ha de ser un espacio de todos, pensado y desarrollado como una comunidad de participación y para ello debemos partir del concepto de grupo, entendiéndolo como el conjunto de personas que interactúan en un espacio y un

tiempo determinado, con conciencia del “nosotros” y que establecen normas y principios de acción que aceptan, para alcanzar metas o fines comunes. Debemos ser conscientes que en la adolescencia se produce una integración más fuerte en el grupo de compañeros/as de la misma edad, comenzando el proceso de emancipación respecto a la familia. El grupo de iguales tiene gran importancia en el desarrollo psicosocial de los adolescentes. Los iguales les permiten aprender destrezas sociales, compartir problemas y sentimientos semejantes. El conocimiento de las relaciones entre iguales será de gran utilidad para el profesional que tiene que hacer alguna intervención en orden a satisfacer las necesidades más importantes de los alumnos. De ahí que la organización de la clase debe facilitar el protagonismo, la responsabilidad, la identidad y la cooperación (se valora el compañerismo) que contribuye a educar en valores: convivencia, diálogo, solidaridad… Y es importante tener en cuenta el rol que representa cada uno en el grupo (coordinador, portavoz…) y que deben ser rotativos para que cada alumno pase por los distintos roles que se asignen. Cada miembro del grupo debe tener un rol que debe concretarse en funciones específicas

El aprendizaje cooperativo supone mucho más que acomodar las mesas y sillas de forma distinta a la tradicional y más que plantear preguntas para ser discutidas en grupo (Batelaan & Van Hoof, 1996).Con el aprendizaje cooperativo el alumnado aprende las habilidades sociales y comunicativas necesarias para convivir en sociedad. Permite un mayor conocimiento de sí mismo y de los demás favoreciendo una mayor empatía, autoestima, autoconfianza, motivación intrínseca, ayuda y actitud cooperativa, seguridad, responsabilidad, solidaridad…Lo importante es utilizar de manera apropiada el propio pensamiento, “aprendiendo a pensar y saber utilizar las estrategias necesarias para la adquisición, uso u aplicación de la información, “aprendiendo a aprender”. El objetivo debe ser el desarrollo de la inteligencia emocional y de los valores. Todo proyecto cooperativo permite, ante todo la inclusión de todos los participantes, independientemente de las capacidades de cada uno de ellos. Organizar la clase de forma cooperativa supone, en primer lugar, convertir el grupo clase en una pequeña “comunidad de aprendizaje”. El grupo clase ha de dejar de ser una simple “colectividad” (una simple suma de individuos) y ha de pasar a ser una “comunidad” y empieza a serlo en el momento que los que lo forman se interesan unos por otros; se dan cuenta de que hay un objetivo que les une :aprender los contenidos escolares y aprender a trabajar en equipo, como un contenido escolar más (es decir, cooperar para aprender y aprender a cooperar…) y que consiguen este objetivo más fácilmente si se ayudan unos a otros. .

El trabajo en equipo no es sólo un método, un recurso, para aprender mejor, sino un contenido más, algo que debemos enseñarles de forma sistemática, como les enseñamos –o intentamos enseñarles– los otros contenidos curriculares. Se trata de dos cuestiones estrechamente relacionadas: por una parte, no podemos utilizar el trabajo en equipo como recurso si los alumnos no saben trabajar en equipo; y como que no saben, debemos enseñárselo, de modo que, cuanto más sepan trabajar en equipo, más útil será el trabajo en equipo como recurso, más rendimiento sacaremos de esta manera de enseñar. Por otra parte, la mejor forma de que los alumnos aprendan a trabajar en equipo –y, por lo tanto, la mejor forma que tenemos de enseñárselo– es utilizar el trabajo en equipo como recurso (es decir, hacerles trabajar en equipo dentro del aula). De todo lo que acabo de decir se desprende la necesidad de buscar, desarrollar y adaptar recursos didácticos que nos permitan avanzar en esta dirección, de modo que cada vez sea más factible, y menos utópico, que puedan aprender juntos alumnos diferentes, en una misma aula, de tal manera que los alumnos se necesiten unos a otros a la hora de alcanzar el objetivo común que se propone.

A nivel de centro pretendemos trabajar con la junta de delegados con el Proyecto de las Misiones de grupo que surge de la necesidad de mejorar la convivencia en los centros y concretamente debe iniciarse en el aula, trabajando la RESPONSABILIDAD del alumnado a través de dichas misiones. Al igual que las Misiones que se ofrecen en los videojuegos, pretenden ofrecer tareas que tienen que ser resueltas por un grupo de personas, para conseguir una determinada recompensa que pueden ser de diversos tipos. Todo ello permitirá aprender nuevas habilidades. Permitirá mejorar:

  • La convivencia del grupo, facilitando la integración del alumnado en el grupo-clase, fomentando la cohesión y participación del mismo en las actividades del centro, permitiendo desarrollar la capacidad de consensuar y cumplir normas dentro de un contexto de respeto mutuo.
  • La identidad, solidaridad, sentido de pertenencia, la integración y participación del alumnado en la vida del instituto, conectándose con situaciones que permitan desarrollar la autoeficacia y la valoración de sus capacidades, lo que repercutirá favorablemente en el desarrollo de una adecuada autoestima.
  • La responsabilidad y autonomía del alumnado en el centro
  • La Autoestima y desarrollar una actitud de aceptación y valoración de sí mismo, conectándose con sus propios sentimientos y emociones positivas. Una de las variables más significativas para la adaptación social y el éxito en la vida es tener una autoestima positiva, y para ello es necesario saberse y sentirse competente en diferentes aspectos.
  • La empatía para entender los pensamientos y emociones ajenas, de ponerse en el lugar de los demás y compartir sus sentimientos, captando los mensajes verbales y no verbales que la otra persona nos quiere transmitir, y hacer que se sienta comprendida de manera única y especial.
  • Desarrollar el sentido del humor y desarrollar el lenguaje emocional y empatía con las emociones de otros.
  • Los hábitos y estilos de vida saludables.
  • El trabajo en Equipo, con asignación de roles, con la realización de actividades y proyectos globalizados que favorezcan la cooperación, responsabilidad, solidaridad, tolerancia, consolidando el espíritu crítico, la confianza en sí mismo, la iniciativa personal, anticipación y adaptabilidad a los cambios.

Las Habilidades de interacción social necesarias para que el/la alumno/a llegue a establecer y mantener relaciones interpersonales basadas en el respeto.

Con las Misiones pretendemos que el alumnado colabore para mejorar las cosas, y que les permita encontrar soluciones a las diversas situaciones problemáticas que se le irán planteando. Es necesario que reflexionemos en torno a las siguientes afirmaciones:

  • No se cuidan las instalaciones y los materiales porque no se sienten como propios.
  • No existe ninguna motivación para tener iniciativas, transformar, mejorar o proyectar en el ámbito escolar. (no hay nada que hacer).
  • Ante un sistema impuesto (obligación y represión) surge inevitablemente la reacción y la búsqueda de los puntos débiles.
  • Afloran frecuentes conflictos y los comportamientos se ‘infantilizan’.
  • No se adquieren compromisos y no se asumen responsabilidades respecto al entorno.

ANTECEDENTES.

Durante varios años la coordinadora de este proyecto de innovación, investigó distintas estrategias para mejorar la atención a la diversidad en el aula ordinaria de los centros de Educación Secundaria, experimentando y poniendo en práctica la metodología de trabajo cooperativo. Los resultados fueron recogidos en su tesis doctoral: “La Diversidad en Educación Secundaria y la formación del profesorado para atenderla. Propuestas de intervención”, presentada en el año 2005 en la Universidad de Jaén calificada con sobresaliente cum laudem por unanimidad. En dicho trabajo se desprende que la mejor forma de atender a la diversidad , permitir la inclusión y mejorar tanto la convivencia como los resultados académicos era la estructura de trabajo cooperativo. Asimismo como asesora del CEP Marbella- Coín pudo dinamizar en la Zona de Estepona el proyecto Intercentros “Estepona un Mar de Paz”, dentro de la convocatoria “Escuela Espacio de Paz”, donde se propuso como metodología en algunos centros el trabajo en Equipo. Desde el curso 2009- 2010 viene desarrollando a través de la tutoría la metodología de trabajo en equipo, obteniendo resultados positivos en aquellos grupos más diversos y con más problemas de disciplina. Es por ello que participaron en un Grupo de Trabajo: “Las Misiones de grupo: Trabaja en Equipo y mejora la convivencia”. Dicho grupo estaba formado por los tutores de 1o de la ESO, 3o de la ESO y del que entonces era PCPI, con la intención de generalizar los resultados al resto de cursos, y a cada una de las asignaturas que conforman el currículo de primer ciclo de la ESO. Participaron en un Proyecto de innovación: “Aprendemos Cooperando: Trabaja en Equipo y Mejora la Convivencia (Curso 2013-2014) y que generó un material muy interesante y creó una cultura de trabajo cooperativo en nuestro centro. Queremos seguir en esta línea introduciendo novedades que permitan seguir avanzando.

OPORTUNIDAD E IMPORTANCIA PARA EL CENTRO. Situación de partida.

Tras las reuniones mantenidas con el ETCP del centro, una de las propuestas de actuación que se propone al Departamento de Formación, Evaluación e Innovación, a partir de ahora DFEIE (del cual la mayoría de los participantes de este proyecto de innovación pertenecen), es realizar el análisis e interpretación de los resultados derivados de las evaluaciones, para posteriormente elaborar un informe que aglutine una serie de propuestas de mejora que pudieran paliar las necesidades detectadas en dicha evaluación.

Para ello el DFEIE cree conveniente la colaboración y participación de los diferentes departamentos del centro con el objetivo de crear unas propuestas de adaptadas, reales y concretas. La forma de canalizar dicha función, se consideró conveniente hacerlo a través de las áreas para operativizar el trabajo, donde cada departamento pudiera exponer el análisis y las propuestas e indicadores de evaluación de las mismas. Una vez recogidas las propuestas de mejora, el DFEIE se reúne para establecer una concreción de todas ellas y darle forma al contenido.

Para facilitar una mejor comprensión e interpretación de todas las propuestas, el DFEIE ha partido de las sugerencias departamentales, aunque ha creído conveniente categorizar los diferentes aspectos en función de dos grandes bloques que son en definitiva los que hemos analizado: Mejora de los resultados académicos y Mejora de la convivencia. De esta forma hemos dado un enfoque globalizado ya que consideramos que dichas mejoras son generalizables a todos los Departamentos, aportando mucho unos de otros.

A raíz de los resultados que nos muestran las estadísticas tanto a nivel académico como de convivencia, elaboradas por jefatura de estudios el Departamento de Formación, Evaluación e Innovación educativa, se ha destacado algunos aspectos que nos servirán de base para proponer medidas que repercutan positiva y directamente en la mejora académica y conductual del alumnado.
Como resumen general podemos decir que se han registrado 13 casos de absentismo y se han presentado 1564 problemas de convivencia (586 leves, 970 graves, 98 muy graves, 60 expulsiones).

Las necesidades detectadas afectan a todo el centro, y nos encontramos con un número de alumnos muy elevado, unos 213alumnos de toda la ESO con más de 6 suspensas (78 alumnos de 1o ESO, 56 de 2o ESO, 55 de 3o ESO y 24 ESO). Los resultados académicos de 1o de ESO en la 1a evaluación han sido bastante peores que los obtenidos en la misma evaluación del curso pasado. Sólo el 38 % del alumnado tiene dos o menos materias suspensas (promocionaría), frente al 45% del curso pasado; y además, tan sólo el 22% de los alumnos aprueban todas las materias (el 25% el curso pasado. Más del 36% ha tenido 6 o más suspensos, mientras que el curso pasado fue el 30%. Hay que señalar que en el curso actual hay un alto porcentaje de alumnos repetidores, un 30% (65 de un total de 215); mientras que el curso pasado fue de un 22%. Dos de cada tres alumnos repetidores han tenido 6 o más suspensos.

El número de problemas de convivencia registrados nos parece bastante elevado.

Pretendemos partir del centro de interés “Las Misiones de Grupo”, que ya llevamos 4 años y que permite la implicación del alumnado a través dela figura del delegado/a La Junta de Delegados/as se convertirá en el Centro Base de las Misiones. Con ello pretendemos trabajar de forma integral la convivencia (mejora del clima de aula, mediación de aula…), atención a la diversidad (intercultural, de género, competencias…) conocimiento de metodologías innovadoras…

Situación de partida del profesorado participante: La mayoría de los profesores del grupo de trabajo han participado en alguna modalidad de formación propuesta por el CEP.
Asimismo queremos crear espacios nuevos: Una Ludoteca, ARI (Aula de Reflexión Intensiva), etc.

OBJETIVOS.

Con este proyecto de innovación pretendemos favorecer el trabajo en equipo y por proyectos para detectar dificultades y buscar las mejores soluciones que permitan crear las condiciones necesarias para que, a partir del conocimiento de distintas estrategias de intervención, la mejora y la calidad educativa de nuestro centro sea una realidad y donde el alumnado tiene un papel protagonista con la colaboración de toda la comunidad educativa. Debemos ser conscientes que las respuestas que permiten integrar a una diversidad de alumnado con características, capacidades e intereses muy distintos (alumnado inmigrante, conflictivo, con necesidades educativas especiales …) no tienen porque ser distintas, de ahí que pretendamos partir de un proyecto integral como son “Las misiones de Grupo” Para llegar a conseguir este objetivo, nos organizaremos en fases donde estará implícita la formación de los participantes y que se resumen en los siguientes pasos:

  1. Investigar, debatir, acordar: ideas, procedimientos didácticos, metodologías, contenidos, actividades…
  2. Elaborar material:, materiales de aplicación, actividades, proceso de evaluación…
  3. Aplicar lo aprendido en la práctica diaria del aula.
  4. Evaluar los resultados aplicando los instrumentos de evaluación…

Los objetivos los hemos organizado en dos bloques:
1. Mejorar los resultados académicos y para ello es necesario:

  • Mejorar los Programas de Atención a la Diversidad e introducir el trabajo cooperativo como una nueva forma de adquirir las competencias y atender a la diversidad.
  • Diseñar más actividades que enlacen los contenidos que se imparten en el aula con los contenidos de otras asignaturas y, sobre todo, con la vida real y de forma paralela trabajar la competencia de interacción con el medio natural.
  • Trabajar con el alumnado el aprendizaje de técnicas de estudio cooperativas.
  • Reforzar las estrategias motivadoras: acentuar la relación de las cuestiones tratadas con el contexto vital cotidiano del alumno; aumento de las actividades de corte creativo y de las actividades de participación colectiva (debates, tormentas de ideas,…); aumento de actividades de tipo audiovisual; animar al alumnado a exponer sus opiniones y dudas.
  • Mayor uso de las TIC (pizarra digital, portátiles, proyectores, etc.) para la realización de actividades interactivas tales como laboratorios virtuales, prácticas guiadas virtuales, consulta de tutoriales, animaciones, vídeos, etc.
  • Elaborar recursos multimedia para la trabajarlos en la plataforma Moodle o en las pizarras digitales.
  • Realizar actividades prácticas de laboratorio o de taller que conecten con el entorno cotidiano.
  • Realizar actividades de investigación y su presentación oral utilizando las TIC.
  • Fomentar la inclusión plena aceptando la diversidad en el aula como una realidad ( Ramsey, 1987):

– Ayudar a los alumnos a elaborar identidades positivas de género, raza, cultura, clase social e individual y a reconocer y aceptar su pertenencia a grupos muy diferentes.

– Capacitar a los niños para que se consideren parte de una sociedad más amplia, para que se identifiquen, empaticen y se relacionen con individuos de otros grupos.

– Promover el desarrollo de una conciencia realista de la sociedad contemporánea, el sentido de responsabilidad social y de una preocupación activa que se extienda más allá de la propia familia o grupo inmediato.

– Capacitar a los niños para que se conviertan en analistas autónomos y críticos y en activistas en su medio social.

Mejorar la convivencia.

  • Mejorar el aula y el centro con el proyecto “Viaje en busca de nuestra identidad”. En la organización del espacio no debemos olvidarnos del aspecto estético. El conjunto de elementos plásticos y visuales que rodean la vida cotidiana del aula debe condicionar comportamientos y actitudes positivas, creando un ambiente agradable y acogedor. “La percepción de un ambiente ordenado, limpio y estéticamente aceptable supone, en primer término, un mensaje de acogida y dignificación hacia las personas que lo utilizan y las actividades que allí se realizan (…) Cuando los elementos materiales y ambientales se deterioran, se suele entrar en una espiral progresiva de degradación organizativa que termina afectando a la convivencia” (López Zafra, psicóloga social). Con todo ello podemos trabajar valores de responsabilidad y respeto hacia el medio ambiente (reciclaje, apagado de luces…). Se estima oportuno trabajarlo en tutoría de forma transversal, para que esté presente a lo largo de las actividades planteadas a lo largo del curso.
  • Mejorar el desarrollo de las competencias básicas del alumnado.
  • Mejorar las actuaciones y actividades a realizar en el actual Aula de

Convivencia.

  • Crear una Ludoteca.
  • Implicar a las familias, ya que hemos comprobado que en los cursos que más informes tutoriales se han activado, ha mejorado tanto los resultados académicos como la convivencia, por lo que se estima oportuno seguir realizando actividades que permitan implicar a las familias en el proceso educativo de sus hijos.
  • Utilizar una metodología innovadora: cambio en la organización de los grupos para favorecer el trabajo en equipo, asignación de roles en el grupo, mediador/a de grupo, asignación de tareas.

Utilizar las Tecnologías de la Información y Comunicación como herramienta para su desarrollo y puesta en práctica del Proyecto las Misiones, tanto por parte del alumnado como del profesorado para que favorezcan la atención a la diversidad, se contemplen una perspectiva de género y traten la educación en valores de forma transversal…

Asimismo pretendemos crear de Redes Profesionales y comunidades de aprendizaje, intentando ponernos en contacto con centros que lleven a cabo experiencias innovadoras contemplando la posibilidad de trabajar colaborativamente e intercambiar experiencias con otros grupos o colectivos.

CONTENIDO

Los contenidos que fundamentarán nuestros procesos de reflexión y análisis giran en torno a las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué nos apasiona?
  2. ¿Por qué se aburren los niños en la escuela?
  3. ¿Qué les motiva? ¿Es posible disfrutar con el aprendizaje?
  4. ¿Es posible una Escuela Feliz? ¿Y una Escuela Inteligente?
  5. ¿Las emociones tienen cabida en el currículo?
  6.  ¿El humor tiene valor educativo?
  7. ¿Cómo gestionar la disciplina en el aula?

Concretando podríamos decir que los contenidos que fundamentarán nuestros procesos de reflexión y análisis giran en torno a las siguientes temáticas:

Inclusión.

o ¿Compañeros de pupitre? M. Ángeles Parrilla

o Análisis de los procesos de inclusión/exclusión educativa en la educación obligatoria. Desarrollo de proyectos locales de cambio y mejora escolar. M. Ángeles Parrilla.
o Creación y Desarrollo de Grupos de Apoyo Entre Profesores. Bilbao. Mensajero.1998.222. Ángeles Parrilla
o Apoyo a la Escuela: un Proceso de Colaboración. Bilbao. Mensajero. 1996. 222. M. Ángeles Parrilla
o Guía de materiales para la inclusión educativa en educación secundaria. Guía elaborada por FEVAS, Federación Vasca de asociaciones en favor de las personas con discapacidad intelectual.
o Index for inclusión. Una guía para la evaluación y mejora de la educación inclusiva. Consorcio universitario para la inclusión educativa.
o Reflexión texto educativo del siglo pasado: similitudes y diferencias con la educación actual. La Escuela Activa, 1923

Inteligencia emocional.

o Eduación emocional (Ma del Mar Romera). Selección de cuentos emocionales

o “Educar con tres Cs: capacidades, competencias y corazón”. Ma del Mar Romera

o Educar con co-razón. José Mª del Toro.
o Destilar emociones. Carolina Ferrer y Pedro Ballarín.
o La caja de besos.
o ¿Quién se ha llevado mi queso?. Spencer Johnson ¿Miedo al cambio?
o “Programa “Ser Persona y relacionarse” de Manuel Segura (inteligencias múltiples y desarrollo moral de Kholberg).
o Educación Emocional. Manuel Segura
o El docente y las inteligencias múltiples de Gardner o La idea más hermosa. Miguel Ángel Santos Guerra o…

Convivencia.
o Claves para gestionar los conflictos escolares. Vaello o Cómo dar clase a los que no quieren. Identidad, Solidaridad, Sentido de pertenencia, la integración y participación.

o Carta de la tierra.
o Motivos y esperanzas para el cambio o Que te molesta y preocupa…

Trabajo cooperativo.

o El Aula Inteligente. Similitudes con la organización del Aula de Infantil. Visita a un aula de infantil para ver in situ la organización del trabajo en equipo del alumnado de tres años (por ser el más diverso e inmaduro y que responden muy bien a este tipo de organización).

o Proyecto Amigha (Trabajo en equipo). Asignación de roles.
o El aprendizaje cooperativo. Algunas ideas prácticas. Pere Pujolàs. Universidad de VIC.
o Estructuras simples y complejas de aprendizaje cooperativo. Spencer Kagan.
o Enseñar juntos a alumnos diferentes. Pere Pujolàs.
o Experiencias educativas en aprendizaje cooperativo. Fernando Trujillo y Miguel Ángel Ariza.

El Juego.

o El Juego como estrategia didáctica. Claves parta la innovación educativa. Ed.Graó.

o El juego como vehículo para la adquisición de los aprendizajes. Universidad de Granada.

o La importancia del juego en el aprendizaje. Universidad de Harvard

o El juego didáctico como estrategia de enseñanza y aprendizaje ¿Cómo crearlo en el aula?. Chacón

Programación Neurolingüística.

o Distancia y proximidad: un arte en la enseñanza. Programación neurolingüística. Michaell Louwette

o Guía fácil de PNL. Robin Bok.
o PNL para Dummies. Ready Burton. Granica.

Creatividad.

o El pensamiento lateral. De Bono

o Programas de Innovación educativa Prepedi I y II. Actividades para estimular el pensamiento divergente.
o Sir Ken Robinson. La escuela mata la creatividad y ¿Por qué los niños se aburren en la escuela?

Humor
o Valor educativo del Humor. Aprender riendo, gozar educando ”Jesús Damián Fernández Solís y Eduardo Jáuregui Narváez o El arte de amargarse la vida. Paul Watzlawick.
o Escuelas que ríen. Ron Burguess

Pensamiento positivo.
o Aprender pensamiento positivo de Caterina Rando.

o Psicología positiva para Dummies.
Con la adquisición de estos contenidos pretendemos:

  • Proponer cambios innovadores en la práctica docente o en la vida el centro para la mejora de los resultados y de los procesos educativos del centro: de tipo curricular, organizativo o funcional a través de procesos de reflexión, indagación y/o investigación del profesorado sobre su práctica docente
  • Atender a problemas o cuestiones relevantes para el centro y extrapolarlos al sistema educativo. Promover la autoformación, el trabajo en equipo y las redes del profesorado, así como su implicación y participación activa en la búsqueda, adopción y consolidación en el tiempo de las prácticas innovadoras.
  • Dar respuesta a las necesidades y la diversidad de situaciones de aprendizaje y recursos acordes con las posibilidades del centro.

ACTUACIONES A REALIZAR Y CALENDARIO PREVISTO:

Comenzaremos con la reflexión sobre los materiales seleccionados para justificar la importancia de llevar a cabo “Las Misiones de Grupo” con la puesta en común y toma de decisiones. Para ello crearemos un espacio y tiempo fijo de “formación” que llamaremos “Café y té educativos” Consideramos (al igual que Imbernón), que nuestro reto está en crear condiciones y espacios para que estemos en disposición de aprender favoreciendo la mejora e innovación a través de cambios reales de contexto organizativos. Las reuniones se llevaran a cabo los lunes por la tarde de forma quincenal

FASE:

Se realizará en el primer trimestre y se trata de actividades de formación- autoformación: Concienciar al profesorado de la necesidad del cambio. Realizaremos actividades en equipo utilizando las mismas estrategias que ellos deberán aplicar con el alumnado y a través de la estrategia didáctica del JUEGO, con asunción de reglas… Para ello será necesario trabajar actividades que permitan:

1. Sensibilizar al profesorado a través de la Educación emocional y la PNL para que puedan realizar algunas de estas actividades con el alumnado: cuentos, presentaciones…seleccionadas y de creación propia. Dicha fase deberá estar presente a lo largo de los tres trimestres.

  • El tren de la vida (presentación, cuestionario.)
  • Los secretos de la vida (presentación y cuestionario).
  • La caja de los besos (actividad participativa, cuentos…
  • Hay regalos que no conviene recibir (cuento centrado en la PNL) o Por cuatro esquinitas de nada (atención a la diversidad)
    o El pensamiento Lateral (problemas divertidos que servirán deactividad motivante para atraer la atención del alumnado y deberán realizarse en equipo tanto por el profesorado como por el alumnado, utilizando estrategias del trabajo cooperativoo El Juego: normas con consecuencias. Deberá realizarse con el alumnado con consecuencias positivas y negativas que surgen de la consecución o no de las normas consensuadas por todos.
  • Identidad de grupo. Actividad Misión: ”Viaje en busca de nuestra identidad”: con la elección de un nombre que la identifique, trabajos que identifiquen al grupo: fotografía de los ojos, flor con pétalos fotografía alumnado y profesorado; viaje hacia el futuro con fotografías utilizando photoshop con su profesión… Se elaborará ficha para realizar bocetos que reflejen la identidad de cada una de las clases. Creación por cada clase de un Facebook (nos acercaremos a su mundo para mostrar aspectos y valores que queramos que interioricen) donde se reflejarán las misiones que vayamos trabajando y que servirá para mejorar la cohesión de grupo, la identidad y por tanto el trabajo cooperativo del grupo.

2. Reflexionar sobre la necesidad del cambio:

  • La carta de la tierra. Motivos y esperanzas para el cambio
  • Lectura y debate sobre la lectura ¿Quién se ha llevado mi queso? o El Aula Inteligente: Semejanzas y diferencias con un Aula de Infantil. Semejanzas y diferencias Aula actual con una de finales del S. XIX. Propuestas.
  • Lectura texto educativo del S.XVIII (ellos no sabrán la fecha) y deberán situarlo en la época en la que se escribió, para que comprueben in situ que ya se hablaba de escuelas eficaces, de cambios… ¿Qué ha pasado? ¿Por qué siendo conscientes de la necesidad del cambio, estas experiencias no han calado en la práctica diaria del aula?
  • Conocimiento de experiencias interesantes: Proyecto Amigha…

FASE:

  • Reflexionar sobre cambios que estamos dispuestos a realizar y llevarlos a cabo:
    Mostrar en cada clase la forma de trabajar en equipo: organización en grupo que no perjudique mucho la dinámica del aula, teniendo en cuenta que algunos profesores del equipo se resistirán a trabajar de esta forma; asignación de roles, identidad de grupo, aspectos importantísimos para trabajar en equipo
  • Programación por proyectos para trabajar de forma colaborativa, para lo que tendremos que tener en cuenta los trabajos que han abordado cómo plantear las actividades y tareas en el aula, para que lleguen a todos los alumnos (Brenan, 1988; Brown, 1989; Illán, 1995 y Jiménez y Vila, 1999). Vamos a plantear los principios propuestos por Díez Gutiérrez (1997) toda vez que son bastante representativos de las demandas que se hacen más comúnmente.
  • Las actividades y tareas tienen que ser significativas y vitales, deben conectar vitalmente con las necesidades de los alumnos. Esto significa que las actividades han de responder a los que los maestros creen que los alumnos necesitan, han de conectar con su situación, su edad y sus conocimientos de partida. Significa esto también garantizar el sentido de lo aprendido (Gimeno, 2000). En última instancia se logra así que las actividades en sí mismas sean un recurso a las necesidades de los alumnos.
  • Accesibles. Tienen que suponer un aprendizaje progresivo y continuado que se construye desde la propia realidad del alumno, pero que a la vez sea relevante para su aprendizaje. Bajar el nivel de exigencias no es evidentemente una forma de plantear la inclusividad.
  • Útiles. Las actividades y tareas del curriculum tienen que ser útiles también a corto plazo, de cara a los alumnos, bien para construir otras nuevas actividades, bien para acceder a opciones o planteamientos determinados. Los contenidos de aprendizaje deben también tener en cuenta el carácter dinámico de lo que hace falta para vivir y trabajar satisfactoriamente en una comunidad (el centro de atención es pues en última instancia cómo aprender)
  • Atractivas. Ainscow (1995) ha resaltado especialmente esta característica que se olvida a menudo en las aulas. La mejor forma de aprender para todos es aquella que sumerge y atrae al alumnos. Los aprendizajes basados en la repetición, en la mecánica, o en procedimientos estandarizados tan típicos en el pasado en propuestas “especiales”, no hacen sino aumentar las dificultades de aquellos que ya las tienen de partida. También Gimeno (2000) ha señalado que no se trata de poseer, de acumular conocimientos, sino de la posibilidad de hacer algo con ellos, de apropiárnoslos.
  • Experimentales. La experiencia vital, la participación en aquello que se aprende, la responsabilidad en el propio proceso de aprendizaje son características que ayudan a desarrollar una enseñanza más eficaz para todos.
  • Colaborativas. Las tareas y actividades que contemplan el aprendizaje en grupo, la ayuda mutua, la cooperación entre compañeros, son también un fuerte acicate para promover el aprendizaje de todos los alumnos y para que los alumnos e responsabilicen unos a otros sobre el necesario proceso de aprendizaje da cada uno y del grupo. Zabalza (1986) planteaba también la Pedagogía de la presencia, que viene a reforzar esta misma idea.
  • Reflexivas. Tareas y actividades deben incorporar la necesaria reflexión conjunta e individual tanto sobre lo que se aprende como en relación a lo que se aprende. La coordinación de contenidos de manera vertical (los aprendidos a lo largo del curso) y horizontal (los aprendidos simultáneamente pero enseñados en distintas materias o por distintos profesores) ayudará a favorecer procesos de aprendizaje reflexivos que faciliten en los alumnos un acceso crítico del conocimiento.
  • Con repercusión social. El reconocimiento externo de la valía o mérito de cualquier actividad es una vía para la inclusión social muy clara. Dado que la aprobación y estima social tienen un gran poder de influencia sobre el aprendizaje, se pueden convertir en una importante guía para la inclusión.
  • Que utilicen todos los recursos a mano. Las TIC y cualquier apoyo, material o medio de la vida cotidiana (incluso los materiales construidos por los propios alumnos) se puede convertir en el mejor instrumento (por su cercanía y significado) para estimular el aprendizaje de los alumnos.
  • Colectivas y solidarias. Potenciar un tipo de tareas que no sean competitivas ni selectivas, sino cooperativas se convierte en un instrumento importante para el aprendizaje desde una óptica inclusiva. Si los alumnos aprenden a aprender inclusivamente, probablemente desarrollarán en el futuro las actitudes y los compromisos necesarios para oponerse a cualquier forma de enseñanza o sociedad pensada solo para unos cuantos.
  • Elaboración y puesta en práctica del Proyecto las Misiones de Grupo, con la puesta en práctica y experimentación escolar.
  • Visita a centros educativas que lleven a cabo experiencias innovadoras.
  • Formación de Mediadores de Aula a través de la junta de delegados.

FASE

Evaluación de la dinámica de trabajo realizado por el grupo y análisis de la eficacia e idoneidad de los materiales elaborados con el fin de realizar propuestas de mejora.

RECURSOS ECONÓMICOS Y MATERIALES (distinguiendo entre los que el centro y propio profesorado aporta y los que se solicitan a la consejería. Compromisos de colaboración o financiación alcanzados, en su caso, con otras entidades).

  • El préstamo de bibliografía, programas informáticos y recursos materiales que nos permita una mayor reflexión y adquisición de los contenidos planteados.
  • La ayuda económica para atender a los gastos de funcionamiento del grupo.
  • La asistencia técnica de personas expertas en las temáticas que desarrollamos.
  • Visita a centros con experiencias innovadoras.
  • La organización de encuentros y contactos con otros grupos o instituciones, que faciliten el intercambio de experiencias, el acceso a otras fuentes de conocimiento y la difusión de resultados.
  • Cualquiera otra que permita dinamizar el funcionamiento de nuestro proyecto de innovación.

APOYO O RECURSOS CONCRETOS SOLICITADOS

JUSTIFICACIÓN DE SU NECESIDAD PARA LA REALIZACIÓN DEL PROYECTO

La ayuda económica para atender a los gastos de funcionamiento del grupo.

Nos permitiría una intervención en el aula mucho más eficaz.

La asistencia técnica de personas expertas externas al Centro de Profesorado: Ma del Mar Romera; Jesús Damíán Fernández, Michaell Louwette, Vaello,

Nos permitirá conocer otras experiencias nuevas sobre estrategias de intervención en el aula

  • Organización de encuentros y contactos con otros grupos
  • Visita a centro de Infantil y al Aula Inteligente, así como a otros centro con experiencias educativas interesantes

Nos permitirá enriquecer nuestra experiencia

 

CRITERIOS E INDICADORES PARA EVALUAR el desarrollo el proyecto y e logro de los objetivos propuestos así como su incidencia en el centro. Previsiones de consolidación en el futuro de las mejoras introducidas, una vez finalizado el proyecto.

Nuestra acción formativa irá acompañada de un proceso continuo de reflexión y evaluación que estará contextualizada en las diferentes fases de desarrollo del proyecto y será de carácter cualitativo. La valoración y el análisis del trabajo realizado deben ser eminentemente formativos, y servirá de base para la formulación de propuestas de mejora futuras. Por ello los indicadores de logro que se establezcan en el proyecto deben ser claros y concisos.

En cada sesión del grupo de trabajo existirá el siguiente procedimiento de evaluación: cada equipo dispondrá de una cajita con dos apartados: ¿Qué hemos aprendido? ¿Cómo puedo aplicarlo a la práctica diaria?, que se irá llenando con tarjetas de dos colores que respondan a estos ítems por parte de los equipos. Esta evaluación se trasladará al grupo de alumnos. Cada equipo dispondrá de una caja. La evaluación será registrada por el encargado de evaluar el trabajo del grupo.

Algunos de los indicadores, los cuáles serán flexibles en relación con las prioridades de innovación que se estén llevando a cabo, serán los siguientes:

Fomentar el trabajo cooperativo en el aula:

  • Todo el mundo deberá sentirse acogido.
    Los profesores se ayudan unos a otros (colaboración en el trabajo).
    Los estudiantes se ayudan unos a otros.
    El profesorado y el alumnado se tratan con respeto.
    Existe colaboración entre el profesorado y las familias.
    Se tienen expectativas altas sobre todo el alumnado en función de sus posibilidades.

Desarrollar la Inteligencia emocional:

  • Relación entre la consecución de una buena autoestima y satisfacción por parte del alumnado con la mejora de la convivencia y los resultados académicos

Mejorar la convivencia:

  • Se han reducido las prácticas de expulsión por indisciplina.
    Se ha reducido el absentismo escolar.
    Se han reducido las relaciones de abuso de poder entre iguales.
    Han aumentado las actividades solidarias y la implicación del alumnado en proyectos solidarios y de ayuda a los demás.
  • Algunas instituciones de la localidad están involucradas en el centro.
  • La disciplina de la clase se basa en el respeto mutuo.

Mejorar los procesos de aprendizaje:

  • Las unidades didácticas responden a la diversidad del alumnado.
  • Las unidades didácticas se hacen accesibles a todos los estudiantes
  • Se implica activamente a los estudiantes en su propio aprendizaje.
  • El alumnado aprende de manera colaboradora
  • La evaluación motiva los logros de todos los estudiantes.
  • Los implicados en este proyecto planifican, revisan y enseñan en colaboración.
  • El profesorado apoya el aprendizaje y la participación de todos los estudiantes.
  • Motivación del alumnado a que se hagan responsables de su propio aprendizaje.
  • La organización del centro, el clima del aula y los recursos existentes están contribuyendo a impulsar el aprendizaje autónomo de los alumnos.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *